Yo no tengo alma de acero

La primera calle que Abril aprendió a reconocer por su nombre fue la Espejo. No importaba dónde estuviéramos, me repetía sin parar: ¡Papi, papi pasemos por la Espejo! Tenía dos o tres años y quedaba hipnotizada cuando divisaba un surrealista tacho gigante que desde de lo más alto de un edificio de cuatro pisos derramaba pintura anaranjada sobre la acera. El truco publicitario de un almacén de pinturas probablemente se vuelva en ella un antiguo recuerdo aunque es posible que se desvanezca igual que desapareció ese mismo tacho y su edificio tras el 16A.

A mi me pasa igual. Tengo colgadas en la pared de la memoria estampas de un centro que ya no existe: el almacén de música donde fingía ser comprador indeciso para tocar gratis los instrumentos, la vieja casa de mi compadre Daniel en la Sucre y Morales, el almacén de Santiago en la Córdova, las huecas de ceviches o hayacas. Las calles y locales donde tuve todos mis anteriores empleos y grandes amigos. Más de un primer beso ocurrió en algún portal del centro. Las clínicas donde nacieron mis hijos. Y lo mío son apenas charcos de nostalgia, no puedo imaginar lo que sienten quienes han hecho toda su vida en el centro. El corazón de la ciudad ahora bautizado apocalipticamente como “zona cero”. Es muy difícil explicar a alguien que venga de una gran urbe todo lo que significa el centro para un portovejense. A mi me gusta pensar que recreaba la lógica de la plaza central de los pueblos de hace dos siglos. El punto neurálgico de provisión y encuentro desde el que gira todo. Quizá por eso acá nunca se ha hablado de norte o sur. Sólo el centro y el resto.
a
Y si la tristeza por la urbe es enorme, las pérdidas de nuestros conciudadanos nos laceran, nos rebasan. El llanto está aún al borde de los párpados y el luto resuena en un lúgubre murmullo colectivo. Tengo la suerte de no haber perdido ningún familiar o amigo cercano, pero muchos de quienes quiero sí lo hicieron. Y no hay dudas de que la herida sigue abierta mientras reconstruyen sus vidas. Detrás de sus sonrisas optimistas se reconoce el velo del dolor irreparable.

A mi no me cabe dudas de la más honesta y positiva intención de todos (gobernantes y ciudadanos de a pie) para levantarnos desde la desgracia. De hecho me llena de orgullo saber que mi ciudad se ha puesto en marcha de manera ejemplar y que, lo considero en serio, sus autoridades han tenido una respuesta muy acertada, especialmente en inyectar la energía necesaria para movilizarnos a todos. Pero hay cosas que se reconstruyen de a poco, fibras emocionales que solo se restituirán con el tiempo. Hay sucesos que superan cualquier slogan. Y, para no olvidarlo nunca más, hay un luto que guardar. Un silencio en memoria de los caídos.

Esperanza, nostalgia, ganas, tristeza, fe, certidumbre, amor, miedo, trabajo, desconcierto, fuerza, luto, dudas, indignación, recuerdos… Allí hay de todo pero no, por más que busco y lo pienso, estoy seguro que no tengo alma de acero.

Portoviejo, domingo 19 de junio de 2016.

Anuncios

13 comentarios en “Yo no tengo alma de acero

  1. NO DEBERÍA SER ALMA DE ACERO DEBERÍA SER ALMA INMORTAL PORQUE ALMA SIGNIFICA SUSTANCIA ESPIRITUAL E INMORTAL CAPAZ DE QUERER SENTIR Y ENTENDER, QUE INFORMA AL CUERPO HUMANO Y CON EL CONSTITUYE LA ESENCIA DEL HOMBRE.

    Me gusta

  2. Lindo su artículo, muy realista y ojalá nos revistamos de valor y decisión para mirar solo hacia adelante y llegar a tener un Portoviejo, bello y cálido estructurado con un centro como el que teníamos pero bien planificado y que guarde hasta donde sea posible la armonía con su historia y su identidad.

    Me gusta

    1. Me gustaron sus palabras; muy lindo artículo.. tenemos que saber levantarnos de la forma adecuada, las autoridades son muy nobles, solo deben saber reconocer pequeños errores y mejorar. Gracias ha sido grato leer este articulo.

      Me gusta

  3. Yo confieso que al inicio tome la campaña…o el slogan como una proyeccion de fortaleza ..fuerza ..optimismo…posiblemente me deje llevar por la emotividad y el sentimentalismo…a buena hora recapacite unos dias antes del famoso concierto que nos puso la piel de gallina a muchos…la marcha me parecia una iniciativa intereante..vàlida…..caminar por las calles para perder el miedo..pero las cosas se fueron saliendo de las manos…una caminata en la que no se vieron reflejados los ideales de la caminata….luego ese concierto que fue irrespetuoso..absurdo..inoportuno..no por los artistas ni los animadores que se suponian tenian otras intenciones… pero todo se desconfiguro.. la desgracia se farandulizo..y las fibras de nuestras almas se pusieron en alerta para hacernos caer en cuenta ….exactamente eso..que no tenemos alma de acero..que hay mucha gente con el dolor a flor de piel..que en este dia ..siendo nuestra ciudad de fuertes creencias religiosas..estaban en misas o velorios como es costumbre…que desatino..un juego siniestro en el que muchos caimos

    Me gusta

    1. Respeto su criterio pero no lo comparto. Acá no he visto nunca un juego siniestro. No tengo duda que se actuó de total buena fe. Lo importante es construir, mejorar, avanzar. La memoria de nuestra ciudad y de nuestra seres queridos está en cada uno de nosotros y en nuestras acciones.

      Le gusta a 2 personas

  4. Considero acertado tu comentario y lo comparto íntegramente, es reconfortante leer esta radiografía de lo que actualmente es Portoviejo, esperaremos ver el desenlace del post 16A y solo el paso el tiempo dirá lo que tenga que decir…

    Me gusta

  5. SOY MANABA NACI EN PORTOVIEJO PERO VIVO LEJOS DE MI CIUDAD, NO SE SI MI ALMA ES DE ACERO , O DE QUE MATERIAL , PERO SI LES PUEDO DECIR QUE MI CORAZON SE SIENTE HERIDO POR TODO LO QUE ESTA PASANDO A MI CUIDAD, POR SUERTE NO HE PERDIDO NINGUN FAMILIAR CERCANO, , HE AYUDADO A LA CAUSA CON VITUALLAS Y EFECTIVO,PERO CREO QUE LA NECESIDAD NO ES MOMENTANEA QUE SERA POR MUCHO TIEMPO, SI ENCONTRARA UNA ORGANIZACION SERIA, ESTARIA DISPUESTO A SEGUIR COOPERANDO, PERO COMO YO EXISTEN MUCHOS DESCONFIADOS QUE NO AYUDAN PORQUE TIENEN MIEDO QUE SUS AYUDAS SE DESVIEN DEL PROPOSITO CREADO.ESPERO SE DE PUBLICIDAD A ORGANIZACIONES QUE TENGAN PERSONAS HONORABLES, Y CON METAS FIJAS HACIA DONDE VA LA AYUDA PARA ASI PODER SEGUIR COOPERANDO,

    Me gusta

  6. A sabiendas de que tenemos que resurgir que tenemos que resilientes realizan actividades que me duelen en el alma .yo tengo alma de cristal. Li que tengo de acero es el deseo de trabajar mas duro por mi ciudad tengo de acero las palabras para decirles que nos dejen ir saliendo de nuestro luto .

    Me gusta

  7. No me gusta ese slongan…”alma de acero”….talvez…voluntad de acero…
    El alma la relaciono como algo delicado..sutil..que reacciona de acuerdo a cada acontecimiento que pase en nuestras vidas….
    No me gustó el concierto …fue una puñalada mas en el alma de nuestra gente que perdieron sus seres queridos…

    Me gusta

  8. Andrés, me parece interesante tu punto de vista, y hay que respetarlo. Mientras leía lo que escribiste, recordaba con nostalgia a mi ciudad, los detalles de cada recuerdo tuyo me tomaban de la mano y me guiaban para ver y sentir lo que redactas, creo que es una bonita carta llena de nostalgia, dedicada a la cuna que nos vio nacer. Lo de alma de acero, como digo es tu opinión, yo no pienso igual pero es mi sentir, yo también perdí gente conocida, perdí negocios, perdí amigos no porque fallecieran sino porque en momentos fuertes como estés fueron incapaces de decir un como estás, al pensar en sus minúsculos cerebros que te quedaste sin nada, mientras se tomaban fotos “ayudando a los demás”, perdí la tranquilidad como la perdimos todos, y gané fuerza en medio de la desgracia como lo hicieron muchos, por todo esto yo SI TENGO ALMA DE ACERO, porque lo veo de una forma simbólica que da fuerza a quien así lo quiere receptar, repito es mi opinión y mi sentir, no tengo que obligar a otros a que sientan lo mismo, sólo si creo que es un poco inútil crear polémica sobre el eslogan por decirlo así, que se tomó en un inicio no por parte del municipio, sino como un aporte de un ciudadano que hizo este logo desde fuera del país, para ayudar a levantar el ánimo y lo entregó para crear una iniciativa de lucha, eso también es una forma de ayudar, no sólo se ayuda entregando comida; cada uno lleva su luto de la manera en que puede y entiendo que al ser la mayoría de la población católica les afecten las marchas y el no hacer una misa general y ese tipo de cosas que tienen que ver con la religión crea una sensación de que el alma de acero es una cuestión de frialdad de falta de sentimientos, por mi parte soy atea y tal vez por eso veo las cosas de una manera distinta, no mejores o peores, solo distintas. Espero que esto que escribo no lo tomes a mal y que respetes mi opinión como respeto la tuya, hay mucho cariño de por medio contigo sin importar si somos almas de acero o no. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s