Vigilantes en las tinieblas

El secreto para dormir en un carro es el cambio de puesto: del asiento del chofer al del copiloto, después al asiento trasero. Avanza la noche y Alejandro sabe que es su única alternativa. Si se queda sentado en un solo lugar sus pies amanecerán hinchados y doloridos. Le pasó los primeros días. Nadie imagina que hará de su carro su casa.
Continúa leyendo “Vigilantes en las tinieblas”

Anuncios

El ciego

Sus ojos abiertos eran inescrutables. La mirada parecía estar puesta sobre su observador, sobre su jaula, sobre el follaje de árboles del lugar, sobre el infinito. Lo encontré en el Centro de Rescate de Vida Silvestre “Nuestra Fauna” de la Universidad Técnica de Manabí. Carlos Solórzano, quien dirigió de forma admirable este servicio durante más de una década, me contó la historia de este tigrillo ocelote (Leopardus pardalis).

Fue rescatado en 2009 en el mercado de Santa Ana. Allí lo tenían amarrado y a punta de golpes mientras aparecía un comprador para su piel.

Continúa leyendo “El ciego”